viernes, 27 de abril de 2012

Videojuegos y relatos digitales

¿Podemos considerar que un videojuego es un relato digital? En caso de que la historia se construya existiendo interactividad sí. Pongo un sencillo ejemplo:

Inicio una partida al Age of Empires 3 (un juego que básicamente consiste en buscar recursos, crear una ciudad y derrotar al enemigo). El creador del videojuego seleccionó una personalidad para mis oponentes, según la cual deciden como gestionar la búsqueda de recursos, construcción y ataque. Yo por mi parte cojo una civilización, personalizo ciertas opciones, y busco recursos a mi antojo, construyo como quiero, y ataco cuando me apetece. Sin embargo tengo en cuenta que mi enemigo hará lo mismo que yo, por lo que debo ser rápida y hacer gestiones eficaces para defender mi pueblo.

¿Ha habido interactividad en la creación del relato (que sería la partida jugada)? Considero que sí. Pero también creo que estamos ante una interactividad asíncrona. El diseñador del videojuego lo creó hace ya años, y yo estoy jugando en un tiempo muy distinto. ¿Sería posible que existiera una interactividad sincrónica? En principio sí, con la opción de jugar en línea. ¿Cual de las dos es más interesante?

Por otro lado, los videojuegos nos pueden proporcionar material muy interesante para crear relatos digitales. ¿Como es esto posible? Además de la opción mencionada anteriormente, que sería jugar en línea, hay videojuegos que nos permiten extraer de ellos elementos audiovisuales (música, imágenes, vídeos...) que nos pueden servir como apoyo a un relato digital.

El videojuego Los Sims 2, nos permite crear un escenario, unos personajes, hacerles interactuar y poder hacer fotos o vídeos a lo que en ese momento están haciendo. Por desgracia no se puede jugar en línea, por lo que el material que extraigamos de ellos NO NOS SIRVE COMO RELATO, sino como apoyo audiovisual.

Voy a mostrar ahora un vídeo que hice hace años con el programa Windows Movie Maker, donde con vídeos de Los Sims 2, música, y texto escrito en un simple Paint, creé una historia que NO ES UN RELATO DIGITAL. Con ello solo pretendo enseñar como un videojuego nos puede aportar material interesante y personalizado. Esta historia está dividida en cuatro partes, ya que el programa Windows Movie Maker no me permitió plasmarla en un único archivo.

Parte 1:


Parte 2:



Parte 3:


Parte 4:


Como vemos, al margen del contenido de la historia creada, hay videojuegos que nos pueden dotar de elementos audiovisuales que nos permitan crear relatos (digitales o no, depende de lo que nos propongamos hacer con ellos). Imaginación al poder.

Como hacer un relato digital sencillo

Para crear un relato digital debemos utilizar un soporte. Un ejemplo sería un wiki, un documento alojado en Internet que muchas personas pueden editar y construir así una historia. También se podría crear un presentación de Power Point en un espacio grupal (o no), donde el autor vaya narrando una historia que continúa como el lector desea. Bastaría con comenzar una historia, llegar a un punto en que existan dos caminos para continuarla, y así sucesivamente para que el que esté realizando la lectura elija el camino. Para ello se crean hipervínculos que vayan dirigiendo la historia a viñetas concretas. Se podría proponer que en la última viñeta apareciera un correo electrónico donde el lector pudiera mandar un final escrito por él. Y que este fuera publicado en un espacio web.


Estas son formas quizá algo primitivas para crear este tipo de relatos, pero sirven para tener una idea aproximada. Antes de realizar una obra de arte todos debemos aprender a hacer bocetos. En estas historias se podrían incluir imágenes, vídeos, música... todo tipo de recursos audiovisuales que puedan hacer nuestra historia más atractiva.

Hay una cosa que debe quedar muy clara antes de proponer hacer un relato digital: debe existir interactividad. Que una persona cree un Power Point, un wiki, o un vídeo y lo cuelgue en Internet, NO SIGNIFICA QUE SEA UN RELATO DIGITAL. Hay que tener mucho ojo, ya que en Internet existen este tipo de historias y se consideran relatos digitales cuando no lo son.

¿Qué es un relato digital?

Cuando pensamos en un relato nos imaginamos un texto relativamente breve, de una extensión mayor que un cuento y menor que una novela. Si acudimos a famosas enciclopedias de Internet, nos darán la razón. Sin embargo al restringir este concepto únicamente a lo escrito, nos olvidamos de muchas otras manifestaciones que también pueden considerarse relatos: una serie de televisión, un partido de fútbol, el telediario... Tal y como indica Ángel Barbas: "Un relato no es algo exclusivo de la Literatura". Estos relatos son lineales y presentan la misma estructura: presentación, desarrollo y desenlace.

Frente a la narrativa convencional, existen relatos que corresponden a otra estructura. Además permiten establecer nuevas relaciones entre autores y lectores. En la narrativa tradicional: yo escribo, tu me lees. Otro ejemplo: el Sistema Educativo. Podemos ver como siempre se ha establecido el mismo relato pedagógico (clases presenciales donde se nos muestran una serie de conocimientos, libros de texto que pretenden enseñar una serie de contenidos ...).: yo te enseño, tú aprendes. Hemos sido educados de una manera concreta, y posiblemente no hayamos pensado en las implicaciones que esto ha tenido en nuestro pensamiento, creatividad, nuestra concepción acerca de como enseñar... ¿Existe otra forma de contar las cosas? ¿Es posible establecer una bidireccionalidad en este canal de comunicación? Por supuesto, de hecho si no, no sería comunicación.

Ahora pensemos ¿Cómo es posible que haya bidireccionalidad en un relato? ¿Como planteamos la interactividad? Una simple conversación entre dos o más personas ya es un relato construido bajo este punto de vista. O un relato que escriben varias personas a la vez donde cada uno continúa la historia como le parezca. Una herramienta casi imprescindible para ello es Internet. Permite que accedamos al relato desde cualquier ordenador con conexión y en cualquier momento. Sin que necesariamente tengamos que quedar con otros compañeros para que "nos pasen" el documento donde se está escribiendo dicha historia.

Un relato digital no es simplemente un texto colgado en Internet, o un vídeo. Según Ángel Barbas: "El relato digital implica también una forma de tratar romper la linealidad, de tratar de construir otro tipo de miradas, incluyentes, y que recojan la complejidad del mundo" Esto quiere decir que para que el relato digital exista, debe haber interactividad. ¿Cómo puede ser esta interactividad? Construyendo un relato en conjunto, permitiendo al lector que elija como desea continuar la historia convirtiéndose así en autor.... estamos hablando de un concepto bastante nuevo. Aun queda mucho por avanzar, pero será necesario que sea en esta dirección, no podemos olvidar el potencial de la narrativa.

"La narrativa es una forma invisible de construir y perpetuar el poder"  (Roberto Aparici)